Copia Parcial

Miércoles 28 de enero de 2015

Señor Director:
Respecto del Índice de Libertad Económica de Heritage Foundation tratado en un artículo de ayer, cabe observar que los intelectuales y políticos de izquierda frecuentemente hablan de lo bien que nos haría imitar el Gasto y Carga Tributaria de los países escandinavos, diciendo que ellos aun así siguen en el camino del desarrollo. Pero poco hablan de lo igualmente dispuestos que deberíamos estar, para ser como ellos, en imitar todos los demás elementos contemplados en el índice, en que nos superan con creces. El promedio general de Libertad Económica de Dinamarca, Finlandia, Suecia y Noruega es de 73,4, superándolos nosotros por 5,1 puntos, pero en Libertad frente a la Corrupción y en Libertad de Negocios estos cuatro países promedian 88,8 y 92,5 respectivamente, mientras que Chile obtiene en lo mismo 71 y 69,3. Si hipotéticamente hiciéramos caso a la facción de gobierno e imitásemos a los países escandinavos solo en lo que ellos quieren, pero manteniendo lo demás, caeríamos en casi 10 puntos y en más de 30 posiciones. Está claro que no podemos hacer caso a los que falazmente promueven una imitación parcial de estos modelos resaltando solo lo que les conviene.

Joaquín Rodríguez Droguett
Analista del Círculo Acton Chile